Gobierno de Canarias

Consejería de Economia y Hacienda

Estás en:

Planes de emergencia

Planes de Protección Civil, Planes Territoriales y Planes Especiales

Los Planes de Protección Cívil son instrumentos que utilizan las distintas Administraciones para atender las emergencias. En estos documentos se establecen tanto los riesgos potenciales, como la coordinación de los recursos humanos y materiales frente a una situación de emergencia, y la intervención necesaria para garantizar la protección de la vida y los bienes de las personas.

Las grandes líneas de actuación en situaciones de emergencias están aprobadas por el Estado en la llamada Norma Básica de Protección Civil, pero cada Comunidad Autónoma desarrolla sus planes atendiendo a sus características específicas.

De esta manera, cada Administración (local, insular y Autonómica) atiende las directrices esenciales de la Norma Básica para elaborar los Planes Territoriales y los Planes Especiales por sectores, tipos de emergencia o actividades concretas. Ambos tipos de Planes tienen en común que contienen: un catálogo de los tipos de riesgos potenciales, el funcionamiento de los servicios que actuarían frente a una emergencia y otros criterios sobre coordinación y movilización de recursos en el ámbito donde ocurra la emergencia.

Planes Territoriales

Los Planes Territoriales son un instrumento y una herramienta de trabajo para los técnicos que deben hacer frente a las emergencias generales que se puedan presentar en el ámbito territorial de cada Comunidad Autónoma o de ámbito insular, supramunicipal o municipal.

En el caso de Canarias está en vigor el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (PLATECA).

Este Plan se define como:

"El mecanismo que determina la estructura jerárquica y funcional de las autoridades y organismo llamados a intervenir, y establece el sistema de coordinación de recursos y medios tanto públicos como privados. Todo ello adecuadamente integrado para la prevención y actuación ante situaciones de grave riesgo, catástrofe y calamidad pública".

Sin embargo, los planes territoriales según el ámbito geográfico donde se establezcan se circunscriben a la incidencia de cada emergencia.

De esta manera, en un nivel municipal se activa el Plan de Emergencias Municipal que deberá ser elaborado por el Ayuntamiento y tramitado en la Comisión Autonómica de Protección Civil y Atención de Emergencias de Canarias. Asimismo cada Cabildo Insular deberá desarrollar su propio plan insular y en el mismo sentido deberán hacerlo los ayuntamientos con sus respectivos municipios.

Cuando se trata de una emergencia a nivel insular debe pone en marcha el Plan de Emergencias Insular. En Islas como El Hierro se plantea la existencia de un único Plan Supramunicipal abarque los dos municipios, quedando, el nivel Insular y el Municipio fusionados en un único nivel. En la actualidad y con el apoyo económico y asesoramiento técnico de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, los Cabildos Insulares están elaborando sus respectivos Planes Insulares.

Las emergencias a nivel autonómico son las que afectan a más de una isla del Archipiélago, o aquellas cuya magnitud del siniestro precisan de la utilización de medios ajenos a la isla afectada. En la declaración de una emergencia a nivel Autonómico se activa el PLATECA.

El nivel nacional de una emergencia justifica también la activación de los correspondientes Planes Territoriales.

  • Plan Territorial de Emergencia de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (PLATECA). ( BOC nº 154 de 8 de agosto de 2005)
  • Plan Territorial Insular de Emergencias de Tenerife
  • Plan Insular de Protección Civil de Gran Canaria
  • Plan Insular de La Gomera
  • Plan de Emergencias Insular de El Hierro
  • Plan de Emergencias Insular de Lanzarote
  • Plan de Emergencias Insular de Fuerteventura
  • Plan de Emergencias Insular de La Palma
  • Plan de Emergencias Municipal de Las Palmas de Gran Canaria
  • Plan de Emergencias Municipal de San Bartolomé de Tirajana
  • Plan de Emergencias Municipal de Santa Lucía de Tirajana
  • Plan de Emergencias Municipal de Telde
  • Plan de Emergencias Municipal de Ingenio
  • Plan de Emergencias Municipal de Mogán
  • Plan de Emergencias Municipal de Santa María de Guía
  • Plan de Emergencias Municipal de Santa Cruz de Tenerife
  • Plan de Emergencias Municipal de San Cristóbal de La Laguna
  • Plan de Emergencias Municipal de El Rosario
  • Plan de Emergencias Municipal de Los Realejos
  • Plan de Emergencias Municipal de La Orotava
  • Plan de Emergencias Municipal de El Rosario
  • Plan de Emergencias Municipal de Candelaria
  • Plan de Emergencias Municipal de Adeje
  • Plan de Emergencias Municipal de Arico
  • Plan de Emergencias Municipal de Icod de los Vinos
  • Plan de Emergencias Municipal de El Tanque
  • Plan de Emergencias Municipal de Puerto de la Cruz
  • Plan de Emergencias Municipal de Tacoronte
  • Plan de Emergencias Municipal de San Miguel de Abona
  • Plan de Emergencias Municipal de Los Llanos de Aridane

Planes Especiales

Los Planes Especiales son herramientas que permiten hacer frente a los riesgos específicos cuya naturaleza requiera una metodología adaptada a cada uno de ellos. La sociedad actual se ve sometida a una multitud de riesgos, cuya identificación y valoración es necesaria. Los riesgos se dividen en naturales, antrópicos (originados por la actividad humana) y los ocasionados por concentraciones humanas.

Por las distintas características de los riesgos enumerados, los Planes Especiales pueden dividirse entre Básicos y Especiales.

En el caso de los Planes Básicos se aplican a situaciones bélicas y de emergencia nuclear. Son planes exigidos por el interés nacional. Son competencia y la responsabilidad del Estado y abarcan todas las fases de la planificación, incluyendo la relativa a la prevención, vigilancia y control de las emergencias potenciales con el concurso de los organismos competentes.

Los Planes Especiales para otro tipo de riesgos son aquellos que se elaboran de acuerdo a las Directrices Básicas relativas a cada riesgo. Dichas Directrices Básicas establecen los requisitos mínimos sobre los fundamentos, estructura, organización criterios operativos, medidas de intervención e instrumentos de coordinación que deben cumplir los Planes.

Estos planes tanto especiales como básicos se elaboran de acuerdo con las prioridades que resulten del inventario de riesgos del territorio, por sectores de actividad, tipo de emergencia o actividades concretas.

De esta manera, se deben elaborar Planes Especiales para los siguientes riesgos:

  • Básicos:
    • Emergencias nucleares
    • Situaciones bélicas
  • Otros Riesgos:
    • Inundaciones
    • Seísmos
    • Químicos
    • Transportes de mercancías peligrosas
    • Incendios forestales
    • Volcánicos

En Canarias están en fase de elaboración la mayoría de estos planes. En cuanto a los de riesgo químico para instalaciones industriales se han presentado cinco de ellos que han sido tramitados en la Comisión Autonómica de Protección Civil y de Atención a las Emergencias. Asimismo, se realizarán en los próximos años los planes de riesgo sísmico y volcánico.

Por su parte, la Dirección General de Seguridad y Emergencias (DGSE) coordina el Plan Canario de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales (INFOCA) con el objeto de dar una respuesta rápida en lo que se refiere a los incendios forestales. El INFOCA fue aprobado en 1997 por el Gobierno de Canarias y fue reeditado tres años después por la DGSE. En la actualidad se ha planteado una modificación para incluir nuevas figuras e impulsar la coordinación de incendios.

Asimismo, la DGSE impulsará los planes de autoprotección para las instalaciones de concurrencia masiva, incrementando así los que ya posee para edificios de la Administración pública, colegios, hospitales y grandes superficies comerciales entre otros.

Planes Específicos


© Gobierno de Canarias