Está en:

Impactos por la contaminación de las aguas

  Impactos por la contaminación de las aguas

De forma general, se distinguen dos tipos de fuentes contaminantes: las fuentes puntuales y las difusas. Las primeras hacen referencia a vertidos directos y localizados al terreno o a cauces, como los vertidos industriales controlados. Las fuentes difusas son el resultado de fenómenos difícilmente individualizables que afectan a grandes extensiones. Las actividades agropecuarias constituyen una de las fuentes difusas de mayor impacto y así el abuso de fertilizantes ricos en nitratos o los purines de la ganadería, constituye la principal causa de contaminación de aguas subterráneas. La contaminación de las aguas pueden deberse a sustancias de naturaleza muy diversa, desde sustancias químicas orgánicas e inorgánicas a organismos patógenos.