Está en:

Principales contaminantes del suelo

 

La contaminación de los suelos con sustancias nocivas puede originarse por diversos motivos: prácticas agrícolas, filtraciones de aguas residuales no tratadas, acumulación directa de productos industriales o ruptura de tanques de almacenamiento subterráneo. Según el origen de la contaminación, las sustancias químicas variarán sensiblemente, pudiéndose encontrar plaguicidas, disolventes, hidrocarburos y aceites o metales pesados.

El problema de la contaminación por plaguicidas es cada vez más grave ya que muchas especies consideradas como plagas han desarrollado resistencia a ellos y se requiere cada vez mayor cantidad de producto para obtener el efecto deseado. Además algunos plaguicidas son persistentes en el medio y se introducen en las cadenas alimenticias, acumulándose en los tejidos de los seres vivos. Los residuos industriales y urbanos son fuente de disolventes, aceites y metales pesados, en muchos casos tóxicos y con alta persistencia en el medioambiente. Por ello, es necesario una gestión adecuada de dichos residuos.